martes, abril 18, 2006


Escondida tras las tejas, esperando el momento preciso para saltar y volar por el cielo azul de la mañana, llenos de nubes de azúcar con forma de dragón.
Observándome en la distancia con miedo a acercarte y provocar que estalle una ola en el mar de mis ojos.
Tus ojos se clavan en los míos y me llenan el corazón de paz y amor, y con sólo una caricia haces que mi tristeza se convierta en alegría.

2 comentarios:

Cris dijo...

hermanita! q foto y q escrito mas bonito!!! nos vemos, un besazo! y ten cuidado conmigo estos dias, q estoy blandita blandita!!!!

Tenelka dijo...

blandiii mmmmmm chocolateeee mmmmm cocinerooo mmmmmm Miguel!! mmmmmm don´t worry!! es lo q tiene ser tan encantadoras :P pero yo le tengo q dar el visto bueno antes eh??